Beneficios y contras de estudiar y aprender desde tu hogar

Estudiar desde casa es algo que está tan de moda como el running. Y lo mejor es que ambos cumplen con un propósito mayor: mantenernos y expandirnos en nuestras capacidades. En el caso del running, de la salud. En el caso del estudio desde casa, en la formación.

Si bien todo esto tiene sus ventajas, que para muchos son muy conocidas, también tiene muchos inconvenientes que deberás vencer si quieres tener éxito con este modelo de formación a distancia.

¿Estás preparado para conocer los beneficios y los inconvenientes?

Principales beneficios de estudiar desde casa

El simple hecho de estudiar desde casa significa que no tendrás que moverte de tu sitio habitual, por lo que conoces cada rincón y posiblemente encontrarás el lugar ideal para sentarte a estudiar.

También tendrás a la mano todo el equipo y mobiliario que necesites, desde pequeñas herramientas como un bolígrafo, hasta grandes como una impresora o una tableta.

Además de eso, el hecho de no salir de casa implica no gastar dinero en transporte, en combustible, ni gastar tiempo entre salir de casa y llegar al lugar de estudio. El tiempo consumido será, indiferentemente de la duración, el que te tomes en encender tu ordenador y abrir la página donde estás estudiando.

Además de esto, tendrás la ventaja de escoger tu tiempo de estudio, tu velocidad o intensidad de avance, y hasta los métodos para el aprendizaje, sin que nada de esto lo imponga ningún tutor académico.

Las desventajas del método

Hasta aquí todo parecerá de maravilla, pero lo cierto es que no todas las personas son aptas para esta metodología de estudio.

Una de las desventajas de estudiar desde casa es, precisamente, que estás en casa. Y las distracciones estarán por doquier. Desde el que llama por teléfono para preguntar si tienes ganar de comer un helado, hasta la nevera que siempre es la excusa perfecta para procrastinar.

Otra desventaja es que, ante la ausencia de un profesor, es posible que no encuentres ni el tiempo, ni el método ni el espacio para estudiar. Todo esto porque no tienes a nadie que te persiga por toda la casa para recordarte por qué debes estudiar, y para cuándo debes hacerlo.

Si bien son ventajas fuertes, y desventajas asumibles, todo esto puede llevarse por el  buen camino si cuentas con disciplina, constancia y mucha perseverancia. Porque apenas comiences, tendrás ganar de comerte el mundo. Pero luego tus ganas decaerán, y allí es donde debes recordar por qué te has inscrito en esta plataforma.